Deutsche Welle

Alemania advierte del riesgo de viajar a Turquía

El Ministerio de Exteriores alemán advierte del riesgo de ir a Turquía y terminar en la cárcel y anunció un cambio de la política frente a Ankara. Alemania además, no ve cómo garantizar las inversiones en Turquía.

El Ministerio de Exteriores alemán advierte del riesgo de ir a Turquía y terminar en la cárcel y anunció un cambio de la política frente a Ankara. Alemania además, no ve cómo garantizar las inversiones en Turquía.

La decisión se produce como reacción a la detención del activista alemán de derechos humanos Peter Steudtner en Estambul y de otras cinco personas. El ministro de Exteriores, Sigmar Gabriel, compareció debido a los difíciles momentos que atraviesan las relaciones bilaterales, para advertir a sus ciudadanos del riesgo que existe de poder ser encarcelados si viajan a Turquía.

"Steudtner no era un experto en Turquía, nunca escribió sobre Turquía, no tenía contactos con la plana política... y nunca compareció como una voz crítica", declaró, y agregó que esto significa que cualquiera que viaje a Turquía podría correr la misma suerte.

Gabriel criticó duramente el desarrollo de los acontecimientos en el país y anunció consecuencias. "Debemos ajustar de nuevo nuestra política con Turquía", declaró sobre algo que cuenta con la aprobación también de la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente del Partido Socialdemócrata (SPD), Martin Schulz.

El Gobierno alemán ha intentado en todo momento reaccionar de manera prudente ante la reciente escalada en las relaciones turco-alemanas y ha esperado que desde el lado turco vuelvan al sentido común, indicó.

Turquía puso a 68 empresas alemanas en lista de sospechosas

Sin embargo, una y otra vez se ha visto decepcionado, apuntó.  "No veo cómo podemos seguir garantizando las inversiones de las empresas en Turquía", dijo en relación a la decisión del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, de crear una lista negra de decenas de empresas alemanas sospechosas de apoyar el terrorismo.

De acuerdo con el semanario "Die Zeit", en esta lista se encuentran 68 empresas y personas entre las que se encuentran Daimler y BASF. Estas compañías están acusadas de tener relaciones con el movimiento del clérigo Fethullah Gülen, autoexiliado en Estados Unidos a quien Ankara acusa de estar detrás del intento de golpe de Estado en julio de 2016. 

Las declaraciones del ministro de Exteriores alemán llegan un día después de que el Gobierno llamara a consultas al embajador de Turquía en el país.  Entre los detenidos por el Gobierno de Erdogan figuran miembros de la organización pro derechos humanos Amnistía Internacional. Los seis activistas, entre ellos el ciudadano germano, fueron arrestados el miércoles pasado mientras estaban en una reunión de trabajo sobre seguridad digital en Estambul. Sobre ellos pesa la acusación de apoyar a una organización terrorista, aunque no está claro de cuál se trata.

Van 22 alemanes detenidos en Turquía

La canciller alemana, Angela Merkel, condenó este martes la detención de su compatriota. "Estamos convencidos de que esta detención es absolutamente injustificada", dijo.

Según el Gobierno alemán, hasta el momento han sido detenidos en Turquía 22 ciudadanos alemanes en relación con el intento de golpe de Estado. Actualmente nueve de ellos permanecen aún en prisión.

Bajo el estado de emergencia que rige en el país y que fue extendido por cuarta vez el lunes han sido cerradas decenas de organizaciones de la sociedad civil y han sido detenidos activistas y periodistas. La detención preventiva puede prolongarse en Turquía hasta cinco años.