Deutsche Welle

Vaticano: Es católico casi el 18 % de la población mundial

La Santa Sede difundió un informe realizado por la Agencia Fides en el que se ofrece un cuadro panorámico de la Iglesia católica en el mundo

La Santa Sede difundió un informe realizado por la Agencia Fides en el que se ofrece un cuadro panorámico de la Iglesia católica en el mundo

El porcentaje de católicos en 2015 se situó en el 17,72 % de la población mundial, disminuyó en América (0,08 %) y Europa (0,21 %) en comparación con 2014 y se incrementó en África (0,12 %) y Oceanía (0,24 %), mientras que no varió en Asia, informó hoy la Santa Sede.

El Vaticano difundió un informe realizado por la Agencia Fides en el que se ofrece un cuadro panorámico de la Iglesia católica en el mundo.

La población mundial el 31 de diciembre de 2015 era de 7.248.941.000 personas, con un aumento de 88.202.000 respecto al año anterior, y el número de católicos era de 1.284.810.000 personas.

En Europa el número de católicos cayó en 1.344.000, mientras que en África subió en 7.411.000, al igual que en América (4.756.000), Asia (1.583.000) y Oceanía (123.000).

El número total de sacerdotes en el mundo descendió en 2015 en 136 religiosos con respecto al año anterior, alcanzando la cifra de 415.656, y el continente más perjudicado fue Europa (2.502 personas) mientras que aumentaron en África (1.133), Asia (1.104), Oceanía (82) y América (47).

La Iglesia cuenta con 281.514 sacerdotes diocesanos en el mundo, 217 más que en 2014, y 134.142 sacerdotes religiosos, es decir, 353 menos respecto a ese año.

Los diáconos permanentes alcanzaron la cifra de las 45.255 personas (689 mas que en 2014), y de ellos 44.627 fueron diáconos permanentes diocesanos (673 mas) y 628 diáconos permanentes religiosos (16 mas).

Los religiosos no sacerdotes fueron 54.229 (330 menos que en 2014) y las religiosas 670.330 (12.399 menos), mientras que los misioneros laicos fueron 351.797 (16.723 menos) y los catequistas 3.122.653 (142.115 menos).

El papa Francisco ha mostrado en diversas ocasiones su preocupación por el debilitamiento de la vida consagrada y el pasado enero criticó lo que denominó "hemorragia" de sacerdotes y monjas católica, y advirtió de que esta perdida de miembros está debilitando a la Iglesia. EFE