INTERNACIONAL

El héroe latino del Mandalay Bay que se enfrentó al asesino de Las Vegas

A Jesús Campos le pidieron que subiera al piso 32 a realizar una ronda de seguridad y se encontró con Stephen Paddock, quien le disparó en el muslo.

A Jesús Campos le pidieron que subiera al piso 32 a realizar una ronda de seguridad y se encontró con Stephen Paddock, quien le disparó en el muslo.

El empleado de seguridad del hotel Mandalay Bay,donde se hospedó el tirador que ocasionó la mayor masacre en la historia moderna de Estados Unidos, no tenía claro a qué se enfrentaba cuando subió al piso de Stephen Paddock. Allí, Jesús Campos, de origen latino, se percató de la gran amenaza que representaba el atacante, quién le abrió fuego a través de la puerta de la pieza hiriéndolo en la pierna.

Según El Mundo, Campos aseguró que solo "estaba haciendo mi trabajo", pero el sheriff a cargo de la investigación, Joseph Lombardo, describió la experiencia del trabajador como un acto de valentía que posiblemente ayudó a aminorar el número de víctimas fatales por el tiempo de distracción que tuvo Paddock. Además, Campos ayudó a la policía y el FBI a llegar hasta la pieza en que se encontraba el asesino disparando un centenar de balas.

"Es increíble que ese agente de seguridad no tuviera más heridas", dijo Lombardo. Tras ser herido en el muslo, Campos se alejó de la habitación del piso 32 y dio aviso de que había encontrado el lugar donde se estaba llevando a cabo la matanza.

El sheriff Lombardo añadió que "su valentía es increíble puesto que se quedó con nuestros oficiales, dándoles la tarjeta de acceso a la habitación y continuó ayudándoles a despejar habitaciones hasta que los oficiales le pidieron que recibiera atención médica".

El héroe latino, Jesús Campos, fue dado de alta desde el hospital, aunque tendrá que volver para someterse a una operación de extracción de bala.

Las Vegas intenta volver a la normalidad luego de haber sido el escenario del peor tiroteo que recuerde Estados Unidos. Pero, los investigadores aún no logran dilucidar qué motivos llevaron a Stephen Paddock a matar a más de 59 personas y herir a más de 520. En su habitación del hotel tenía 23 rifles de asalto comprados legalmente.