INTERNACIONAL > Estados Unidos

Jugadores de la NFL ignoran a Trump en otro episodio de protestas durante himno nacional

Tres miembros del equipo de los Miami Dolphins fueron los primeros en poner la rodilla en el piso durante el himno antes del juego.

Tres miembros del equipo de los Miami Dolphins fueron los primeros en poner la rodilla en el piso durante el himno antes del juego.

Los jugadores de la Liga Nacional de Football Americano (NFL) protestaron este domingo durante el himno nacional de Estados Unidos por segunda semana consecutiva, ignorando una nueva demanda del presidente Donald Trump de respetar los símbolos patrios.

Tres miembros del equipo de los Miami Dolphins fueron los primeros en poner la rodilla en el piso durante el himno antes del juego de su equipo contra los New Orleans Saints en Londres.

Un puñado de jugadores de los Buffalo Bills, por su parte, también se arrodillaron durante el himno antes del juego contra los Atlanta Falcons.

A su vez, dos jugadores de los Detroit Lions también se arrodillaron durante el himno antes del partido contra los Vikingos de Minnesota, mientras que un grupo de jugadores de los Cleveland Browns levantaron sus puños previo al juego con los Cincinnati Bengals.

 

En otros juegos, como en el enfrentamiento de los New England Patriots con los Carolina Panthers y el juego en casa de los Dallas Cowboys contra Los Angeles Rams, aparentemente no se produjeron protestas.

En Baltimore, los aficionados de los Ravens abuchearon a su equipo mientras los jugadores ponían una rodilla en el suelo.

Trump enfureció a las estrellas de la NFL, los dueños de equipos y los oficiales de la Liga el 22 de septiembre después de llamar "hijos de perra" a los jugadores que habían protestado contra la injusticia racial al negarse a respetar el himno estadounidense.

En un ambiente marcado por la controversia sobre el respeto a los símbolos nacionales o el respeto a la libertad de expresión, el gesto de la rodilla en tierra se convirtió en una clara señal de protesta por las injusticias sociales y raciales que aún marcan la sociedad estadounidense.

En el verano boreal del año pasado, el jugador Colin Kaepernick, del equipo San Francisco 49ers, desató una espectacular polémica al realizar la solitaria protesta por el asesinato de varios ciudadanos negros a manos de policías blancos.

El gesto, de esa forma, se tornó en una muestra de protesta contra la brutalidad policial y las injusticias.

La 'guerra' de Trump

Este domingo, un puñado de abucheos de los aficionados se pudo escuchar cuando casi la mitad del equipo de San Francisco se puso de rodillas para el himno antes de su juego en los Cardenales de Arizona.

Los 49ers dijo en un comunicado que el equipo quería "hablar por aquellos cuya voz no se oye".

"No nos equivoquemos, amamos este gran país y tenemos un tremendo respeto por nuestros militares y veteranos que han sacrificado tanto por nuestro derecho a expresarnos libremente", dijeron en el comunicado.

"Apasionadamente queremos lo mejor para este país y todos sus ciudadanos".

Más de 150 jugadores de toda la Liga se arrodillaron o se sentaron durante la interpretación del himno la semana pasada.

El movimiento atrajo la crítica de Trump y de los fanáticos, con las acusaciones que los jugadores que protestaban irrespetaban el himno nacional y a los militares estadounidenses.

El sábado, Trump volvió a plantear el tema en Twitter, exigiendo que los jugadores se levantaran para el himno.

"Es muy importante que los jugadores de la NFL deben ponerse de pie mañana, y siempre, para la reproducción de nuestro Himno Nacional. ¡Respetar nuestra Bandera y nuestro País!" escribió Trump.

La cobertura televisiva en vivo para Estados Unidos del juego Dolphins-Saints, en Londres, en la red de Fox Sports mostró una sola imagen fugaz de los jugadores de los Dolphins arrodillados.

Fox Sports había dicho anteriormente que el juego de Londres sería el único evento este fin de semana en el que la cobertura en vivo de los himnos sería transmitida.