INTERNACIONAL

Una periodista japonesa murió por trabajar demasiadas horas extras

Miwa Sado perdió la vida a raíz de un infarto y el tribunal declaró que su muerte estaba relacionada a la estricta cultura laboral nipona.

Miwa Sado perdió la vida a raíz de un infarto y el tribunal declaró que su muerte estaba relacionada a la estricta cultura laboral nipona.

La japonesa Miwa Sado, de 31 años, trabajaba en la televisión pública de Japón y tuvo que cubrir las elecciones presidenciales en el 2013. La periodista de la cadena NHK estuvo desarrollando labores159 horas extras y se había tomado sólo dos días en el mes antes de su fallecimiento, el que fue provocado por un infarto. El tribunal a cargo del caso determinó que la muerte estaba ligada al stress producido por el exceso laboral.

Como consigna Infobae, el deceso de la periodista, que se produjo 3 días después de las elecciones, se mantuvo en silencio durante cuatro años por respeto a su familia.

"Su muerte refleja un problema para nuestra organización, incluyendo el sistema laboral y la forma en que se cubren las elecciones", dijo Masahiko Yamauchi, ejecutivo de NHK.

Fue un compañero de rubro de Sado quien reveló la causa principal de la muerte, lo que ocasionó que la Oficina Laboral de Tokio catalogara el caso como "karoshi", muerte por exceso de trabajo.

Los padres de la periodista que cubría temas de política, dijeron a través de NHK que "aún hoy, cuatro años después, no podemos aceptar la muerte de nuestra hija como una realidad".

Esta resolución llega un año después de que otro caso fuera catalogado con las mismas características, cuando un tribunal declarara que Matsuri Takahashi, una agente de publicidad de 24 años, se suicidó por trabajar demasiado.

Takahashi llevaba trabajando 100 horas extra al mes, y semanas antes de morir había publicado en sus redes sociales que estaba "mental y físicamente destruida" y que "quería morir".

De esta forma, se abre nuevamente el debate en ese país y se suma la arista de las vacaciones. Los japoneses no suelen tomar estas de forma completa y hacen uso, en promedio, de 8 días al año cuando les corresponde más del doble.