INTERNACIONAL

"Vas a pagar por cada gota de sangre de tus hijos": El crimen de dos niños concretado por su madre para vengarse de ex pareja

La mujer que mató a sus niños de dos y cuatro años, antes de cometer el brutal homicidio, escribió a su ex marido una carta. El caso ocurrido en San Miguel de Tucumán remeció a Argentina.

La mujer que mató a sus niños de dos y cuatro años, antes de cometer el brutal homicidio, escribió a su ex marido una carta. El caso ocurrido en San Miguel de Tucumán remeció a Argentina.

Una mujer asesinó a sus hijos mientras dormían en su habitación. El fatídico hecho ocurrió en el domicilio que la madre compartía con sus pequeños ubicado en San Miguel de Tucumán, Argentina, donde con un bisturí, los degolló.

Los menores identificados como Pía de dos años y Marcelino de cuatro, fueron encontrados con heridas de arma blanca en el cuello y en el pecho. En tanto, la madre intentó suicidarse cortándose los brazos y lastimándose la garganta con el mismo bisturí.

La mujer fue encontrada por una tía de los menores, quien -como todos los días- pasó a buscar a sus sobrinos para llevarlos al jardín infantil.

Según revelaron las primeras investigaciones, Nadia Fucilieri habría planificado el crimen contra sus dos hijos, debido a una carta que encontraron los peritos en la que responsabilizó al padre de sus retoños, al estar separados desde enero.

“Hijo de puta (sic) ahora vas a sentir culpa…vas a pagar por cada gota de sangre de tus hijos”, señalaba la misiva.

La victimaria habría redactado la carta antes de cometer ambos crímenes. Después, fue hasta la habitación de Marcelino a quien lo asesinó con dos cortes. Debido a los gritos, Pía se despertó e intentó defenderse sin éxito del ataque de su mamá.

 

Sin embargo, el conflicto entre el matrimonio no era nuevo, ya que la mujer había conseguido que se le dictara a su ex pareja, Aldo Martínez, una orden de restricción por violencia de género. En su denuncia, Nadia aseguraba que él le había arrojado un vaso de gaseosa en la cara.

 

Hace unas semanas, Martínez y Fucilieri volvieron a reunirse para intentar llegar a un acuerdo. Él había iniciado un juicio por un régimen de visitas para volver a ver a sus hijos, mientras que ella había iniciado otro por pensión de alimentos luego que, por recomendación de su abogada, no aceptó los 15 mil pesos que ofreció pagar su ex cónyuge.

En la misma reunión, por pedido del juez de familia que llevaba adelante el conflicto, la mujer fue sometida a un examen psicológico. La madre superó el test exitosamente, puesto que los especialistas señalaron que "trataba bien" a sus hijos.

El miércoles, horas después del hecho, el padre de las víctimas en medio de lágrimas gritó: "Y ahora qué me dirán en la Justicia. Todo lo que intenté hacer no sirvió de nada porque nadie me escuchó".

"Mi cliente está destruido porque no veía a sus hijitos desde enero y hoy se los entregaron así", cuestionó en las últimas horas la abogada de Martínez, Silvia Furque.

Respecto al estado de Nadia Fucilieri, debido a las heridas que se propinó, permanece internada con custodia policial y atención psiquiátrica, ya que temen que vuelva a intentar quitarse la vida, por lo que aún no puede declarar.