NACIONAL

Iglesias evangélicas anuncian "enfriamiento de relaciones" con el Gobierno tras Te Deum

Your browser doesn't support HTML5 video.

Los representantes indicaron que "nunca se insultó" a la Presidenta Bachelet, calificando de "falsedad" los dichos que los tildan de intolerantes.

Las iglesias evangélicas anunciaron el "enfriamiento en las relaciones" con el Gobierno por la polémica surgida por ambas partes tras la realización del Te Deum, en donde se criticó duramente la agenda valórica de la Presidenta Michelle Bachelet, quien además recibió duras agresiones verbales al salir de la Catedral.

En una conferencia de prensa apoyada con diversos representantes religiosos, Cristián Nieto, director de comunicaciones del Concilio Nacional de Iglesias Evangélicas, remarcó que en la ceremonia aludida "nunca se insultó" a la Mandataria, pero que no se pueden hacer cargo del "estado emocional" de las personas que estaban fuera del recinto.

Con ello esperan "reunirse" con las autoridades para aclarar la situación que fue calificada como una "instrumentalización política", luego de que se revelara que el pastor Eduardo Durán -quien dirigiera el polémico discurso en el Te Deum- fuera candidato a diputado apoyado por Sebastián Piñera.

En ese punto, Nieto rechazó el vínculo de todos los representantes con alguna opción presidencial.

El vocero criticó el actuar de La Moneda tras la instancia llevada a cabo el pasado 10 de septiembre, asegurando que "es una falsedad" las denuncias de agresiones de las cuales han sido objetivo, según remarcó, argumentando que "no es justo que una ministra de Estado (Paula Narváez) nos trate de irrespetuosos con la máxima autoridad del país".

Asimismo, el representante religioso rechazó el carácter "intolerante" que se les ha impuesto, puesto que el tema ha desencadenado "recibir ataques muy violentos en redes sociales".

"Basta de seguir insultándonos y tratarnos de mentirosos, canutos fanáticos o de talibanes", enfatizó Nieto, aclarando que desde la comunidad "siempre vamos a respetar a la Presidenta pese a que no estemos de acuerdo con sus propuestas".

Consultado sobre los dichos del capellán Emiliano Soto, quien anunció una carta de desagravio hacia la jefa de Estado, sostuvo que "él tiene una opinión, y se respeta", pero que desean dejar en claro que "no somos homofóbicos".