POLITICA

Ley de Migración: Los aspectos claves del proyecto que ingresó este miércoles a la Cámara

El texto será analizado en la Comisión de Gobierno Interior y posteriormente en la de Hacienda.

El texto será analizado en la Comisión de Gobierno Interior y posteriormente en la de Hacienda.

Este miércoles ingresó formalmente a la Cámara de Diputados el proyecto de ley de Migración, el cual fue firmado este lunes en La Moneda, por parte de la Presidenta Michelle Bachelet.

El mensaje -que no tiene urgencia- hace énfasis en que "este nuevo marco legal se basa en el respeto universal a los derechos humanos, además de recoger los estándares internacionales en cuanto a la protección de niñas y niños", según detalla el sitio oficial de la Cámara.

 

 

DISPOSICIONES DEL PROYECTO

Entre los aspectos que contempla la normativa, se encuentra:

La exención de responsabilidad, la presunción legal de su calidad de tal cuando carezcan de documentación o existan dudas sobre su edad, un procedimiento de información ante los tribunales de familia para cautelar sus derechos o el restablecimiento del goce y ejercicio de sus derechos y la obligación para la autoridad de control migratorio de informar a la autoridad administrativa responsable de la protección de los derechos de las niñas y niños.

Además, establece una serie de deberes que recaen sobre las y los extranjeros mientras se encuentren en territorio chileno, como el deber de sujeción a las normas internas, la regularidad migratoria, entregar información fidedigna y comunicar su domicilio a la autoridad migratoria.

 

La iniciativa establece un sistema nacional migratorio y crea un Comité para la elaboración y actualización de la política migratoria. Asimismo, se fija una autoridad a cargo del control en frontera y de la verificación de antecedentes de los solicitantes.

La Política Migratoria consistirá en un conjunto de lineamientos que darán lugar a los planes, programas, acciones e instrumentos del Estado en diversas materias sectoriales. Tratará cuestiones como el acceso a la salud, la educación, la vivienda, los aspectos derivados de la seguridad pública, la integración laboral por medio de la promoción del reconocimiento de títulos profesionales, entre otras.

También se adapta la institucionalidad existente, incorporando mejoras a los mecanismos y procedimientos actuales, a fin de no generar una burocracia pesada, sino una administración eficiente y eficaz.

 

REGLAS DE INGRESO, EGRESO Y CATEGORÍAS MIGRATORIAS

El proyecto de ley establece requisitos generales de ingreso y egreso al territorio nacional, exigiendo que la entrada y salida se efectúe por lugares habilitados, con documentos de viaje válidos y cumpliendo con las condiciones y requisitos legales que limitan el acceso al país y su permanencia, fortaleciendo los controles migratorios como medida de resguardo del orden y seguridad pública.

Las categorías migratorias serán: permiso de turista; permiso de visitante; habitante de zona fronteriza; residente temporal; residente oficial, y residente definitivo.

 

En cada una de estas categorías se establecen procedimientos para solicitar los distintos tipos de permisos, su prórroga y causales de rechazo y revocación.

Con el objeto de proteger a las niñas y niños, se establecen procedimientos especiales, contemplándose la situación de aquellos que intenten ingresar o ingresen al país sin compañía o separados de un adulto.

Además, la iniciativa establece prohibiciones de ingreso, contemplando causales imperativas y facultativas, comportándose estrictamente con quienes hayan cometido delitos graves, de lesa humanidad y terroristas, entre otros.

Respecto a las sanciones, se contemplan de manera pormenorizada aquellas causales de amonestación, imposición de multa, prohibiciones de ingreso especiales y expulsiones.

Se establecen, además, sanciones de multa a terceros, tales como empleadores que cometan fraude o transportistas que no cumplan con deberes de información, entre otros.

La situación migratoria se reflejará en un registro, que será de acceso restringido y alimentado por los Tribunales de Justicia, el Servicio de Registro Civil, Gendarmería de Chile, Policías, entre otros.