Tendencias > Espectáculos y Cultura

Las duras palabras de Jimmy Kimmel tras el tiroteo en Las Vegas

El conocido presentador no dudó en responsabilizar a las autoridades estadounidenses por no mejorar las leyes de control de armas.

El conocido presentador no dudó en responsabilizar a las autoridades estadounidenses por no mejorar las leyes de control de armas.

"Aquí estamos otra vez después de otra terrible, inexplicable, impactante y dolorosa tragedia. En esta ocasión en Las Vegas,  la que además es mi ciudad natal",comienza el monólogo Jimmy Kimmel.

Sin esconder su emoción, el presentador estadounidense abrió su programa del lunes con unas sentidas palabras acerca del tiroteo que afectó a la ciudad de Las Vegas en las que murieron 59 personas y más de 500 resultaron heridos.

"Ahora tenemos hijos sin padres y padres sin hijos, madres sin hijas. Perdimos dos agentes de policía, perdimos a una enfermera de Tennessee, una profesora de educación especial de una escuela local aquí en Manhattan Beach. Todas estas familias devastadas que ahora tienen que vivir con este dolor para siempre porque una persona con una voz violenta y loca en su cabeza logró reunir una colección de rifles de alta potencia. Y los usó para disparar a la gente", continuó Kimmel.

El presentador criticó la política estadounidense respecto a la compra y uso de armas y respondió a los dichos de la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders quien afirmó que "no es el momento" de hablar sobre el control de armas.

"No sé... tenemos 59 personas muertas y tampoco era su minuto así que creo que ahora sí es el minuto de un debate político", expresó.

Cerca del minuto cinco mostró a los senadores que luego de la masacre que afectó a Orlando el 2016, votaron contra una política más estricta de control de armas. "Con todo respeto, sus rezos y pensamientos son insuficientes", enfatizó.

"Hay muchas cosas que podemos hacer al respecto. Pero no las hacemos. Lo que es interesante, porque cuando alguien con barba nos ataca, pinchamos los teléfonos, establecemos prohibiciones de viajar, construimos muros".

Kimmel terminó sus palabras disculpándose con los espectadores por emocionarse. "Odio hablar cosas como esta, pero creo que es importante".