Tendencias > Redes Sociales

El emocionante encuentro entre hombre trasplantado de cara y la viuda del donante

La tragedia unió sus vidas de manera inesperada y el resultado de haberse conocido estuvo repleto de emoción.

La tragedia unió sus vidas de manera inesperada y el resultado de haberse conocido estuvo repleto de emoción.

Un emotivo encuentro se produjo entre Lilly Ross y Andy Sandness, a quienes la vida los unió debido a un trasplante de rostro.

En 2006, Sandness tomó la decisión de suicidarse, disparándose un escopetazo debajo de la barbilla, sin embargo, el impacto no lo mató, pero sí dejó su rostro completamente desfigurado. Diez años más tarde, el esposo de Lilly tomaría la misma decisión, muriendo por un tiro en la sien.

Ambas historias se entrelazaron cuando el rostro de Ross fue donado para que Andy, tras sufrir una serie de cirugías y probar muchas prótesis que no tenían el resultado esperado, pudiese ser trasplantado.

La arriesgada operación fue hecha en la Clínica Mayo, de Rochester, Minnesota, en donde dieron con el donante que coincidía con la edad, factor sanguíneo, color de piel y estructura facial.

Durante el trágico momento, Lilly había decidido donar todos los órganos de su fallecido esposo, pero cuando se le planteó la idea del rostro tuvo sus dudas. Sin embargo, sus ganas de ayudar fueron más fuertes y 16 meses después de la cirugía, se reunió con el hombre que recibió la cara del padre de su hija.

Tras el encuentro no pudo contener la emoción y derramó sus lágrimas al sentir orgullo por el resultado feliz que había nacido después de la drástica decisión de su esposo.

Por su parte, Andy aseguró que la operación le cambió la vida, ya que antes se mantenía escondido, mientras que ahora puede hacer su vida normal